terça-feira, setembro 13, 2005

Cartas ao director

Estes son os contidos dunha carta de dúas páxinas que atopei esta mañá ás 12:10 tirada diante da entrada da miña casa. Eu xa vira os papeis marelos onte a noite mentres paseaba a Ron, pero non lles prestei atención. Hoxe seguían no mesmo sitio, sen nada que os suxeitase, no chan diante da porta. Transcrita literalmente:

Querido Juan:
Si lo hice es porque te quiero y no te olvidare ( sic) aunque tu me perdones, tenía que contarte la verdad, era demasiado peso en mi corazón si no te lo decía.
No es mi culpa que mi pasado sea así. Yo no quería que te me enterases de esa forma dejaras por culpa de mis extrañas habilidades. El hechizo que viste lo hize por herror (sic) Espero que esta carta llegue a tus manos.

Na segunda páxina, escrita nunha caligrafía mais adulta e mais ilexible, continúa ( ou empeza de novo. Ou é outra mensaxe distinta grapada á anterior):

Las tardes a tu lado han sido inolvidables pero entiendo que ahora que conoces la verdad no desees volver a verme nunca jamás.
Cada vez que recuerdo tus besos tan cálidos y sinceros, un escalofrío recorre todo mi cuerpo.
Lo admito, me gustaría cambiar mi pasado pero no puedo y creo que la gente tiene derecho a equivocarse pero no sé si mi error tiene algún perdón. Te ruego lo pienses.
Siempre tuya
Angie